Toma las riendas de tu carrera profesional

.

Magnífico paradigma en el que nos encontramos. Sí, magnífico, porque nos hace ser más humildes que nunca, además de exigirnos ser nuestra mejor versión.

 

O te espabilas, o suerte (esa suerte que hará que te toque el Euromillón sin jugar, es decir, la que no existe).

.

Vivimos en un mundo V.U.C.A (volátil, incierto, complejo y ambiguo) lo que se traduce en que aquello que conocíamos por “trabajo para toda la vida”, es ya una utopía. Hoy más que nunca, sabes dónde empezarás tu carrera profesional, pero ni idea de dónde acabarás.

o

carreras líquidas

o

Nos exige, por lo tanto, dejarnos de tonterías y adaptarnos. Ser flexibles ante las situaciones que vengan y estar preparados. Además, hoy por hoy, ya no tenemos excusas, podemos, si queremos, hartarnos de aprender y casi sin levantarnos de la silla.

 

Todo esto aderezado por la majestuosa transformación digital que pega por todos los lados, desde nuestro día a día como consumidores, hasta cada vez más áreas de nuestro entorno laboral.

 

Talento digital, equipos virtuales, nacimiento incontrolado de nuevos perfiles laborales y programada defunción de aquellos que pueden ser sustituidos por autómatas.

 

Innovación por obligación y rápido, rápido. O se está al día, se estudia, se adelanta, se mejora, en definitiva, se innova un proceso, una línea estratégica, una gestión de capital humano o “adiós” del mercado.

 

Todo cambia y todo apunta a lo que decía al comienzo: tenemos que espabilar y de paso aprovechar la oportunidad.

o

Entonces, ¿por qué no nos preocupamos de nuestra propia marca personal?

 

Si ya no podemos predecir, ni planificar nuestro futuro profesional de manera lineal, sino que hablamos de carreras profesionales líquidas.

 

Si dbambooebemos ser más flexibles ante la incertidumbre que caracteriza nuestro presente y futuro, anticipándonos a las necesidades del entorno laboral. (Siempre viene a mi la imagen de la caña de bambú resistiendo el viento, es más, bailando con él como si no pasara nada, perfecto ejemplo de resiliencia.)

 

¿Por qué no forjamos nuestra tarjeta de visita desde el primer día?

Al fin y al cabo, desarrollar nuestra marca personal significa tomar las riendas de nuestra carrera, es decir, examinarnos honestamente, conocer en qué podemos aportar valor al mundo y compartirlo con ellos, o sea, comunicarlo.

No importa ni el perfil, ni la situación laboral, importa si deseamos aumentar nuestro valor como profesional.

o

Controlar nuestra propia empleabilidad, adelantándonos a las necesidades del mercado, invirtiendo en un aprendizaje continuo, ya sea a través de formación, conferencias, blogosfera, redes sociales, networking, etc.

o

Desarrollar nuestras competencias digitales, imprescindibles para investigar, aprender, organizar y comunicar aquella información de valor que nos ayuda a mantenernos actualizados en nuestro sector.

o

Entrar en la cultura del CO- colaborar, compartir, cooperar, cocrear, contribuir…interactuar, relacionarse y crecer con tu red, ya sea en el mundo online u offline. Ese networking de verdad, con interés de ayudar y compartir a través de nuestras experiencias y conocimiento.

o

Sin olvidar que las redes sociales son un potentísimo medio para desarrollar nuestra marca personal, pero sólo un medio, no la razón de ser. Nuestra razón es aumentar nuestro valor entregándolo a los demás.

o


Desear convertirnos en aquellas personas a las que se recurre para ayudar a otros dentro de nuestro sector, por todo el esfuerzo y pasión que ponemos en nuestro trabajo. Por nuestra dedicación en estar a la última y no guardarlo para nosotros mismos, sino que lo devolvemos al resto conformando un bucle retroalimentado por oportunidades, opciones y continuo creciendo en comunidad, en red.

o


o

¿Qué mejor currículum, qué mejor referencia para un cliente, qué mejor imagen para atraer talento a la empresa en que trabajamos?

¿Qué mejor manera de retarnos a nosotros mismos, desarrollarnos personalmente y salir un poco de nuestra calentita pero estéril zona de confort?

 

¿Te atreves a gestionar tu marca personal?

#YoMeAtrevo

 

Fuente imágenes: Unplash

Compártelo  
Categorías: Hablemos de Talento

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *