Necesitamos que se atrevan al cambio

 

No es ningún secreto que el nuevo paradigma es una realidad, que las reglas del juego han cambiado, que los mercados evolucionan a un ritmo vertiginoso y no dejan muchas oportunidades a los que se quedan parados, esperando.

o

dejar pasar el tren

 

El mensaje de acción hacia al cambio corre por las redes sociales, las noticias, los foros y congresos, incluso dentro de las propias organizaciones en corrillos o reuniones. De hecho, existe consciencia de la necesidad de tomar partido y adaptarse al mismo. Incluso los hay que ya quieren ponerse el distintivo de “somos innovadores”, “estamos gestionando el cambio” o “desarrollamos y conectamos talento”, entre otros. Pero, lamentablemente, el distintivo estaría más cercano al “quiero pero no puedo”.

 

Como ya se ha comentado, éste es el momento de los profesionales de la Gestión de Personas (o Recursos Humanos, según se prefiera, aunque esperemos que este cambio también afecte al nombre del departamento que gestiona lo más importante dentro de una organización, las personas y su talento). Es el momento de que recuperen la confianza que se merecen y que sirvan de guía y apoyo en la gestión hacia el cambio.

 

Es cierto que han pasado una etapa muy difícil, dónde se han visto en situaciones injustas y dolorosas. Han necesitado hacerse invisibles para no seguir siendo señalados y haber perdido, en muchos casos, su auténtico y vocacional fin en la organización.

 

Y no quiero criticarles. Esa etapa, hizo mella.

 

Aunque, hoy por hoy, no estoy en su misma posición, cada día que estoy con ellos puedo sentir sus emociones en cada uno de sus argumentos. Centradas, en la mayor parte del tiempo, en el fracaso y la incertidumbre, en vez de en el éxito y la determinación:

 

 

  • No me puedo permitir un error
  • No es el momento idóneo, mejor esperamos
  • Pero no sólo voy a cambiar yo, ¿qué hay de los demás?
  • ¿Y si no sé hacerlo?

 

 

De acuerdo señores, ¿entonces qué hacemos? ¿nos dejamos llevar por la conformidad?.

 

Lo siento, pero me niego.

 

Desde aquí hago un humilde llamamiento a todas aquellas personas que aprovechan y creen en el cambio que estamos viviendo. Aquellos que han transformado la amenaza en una oportunidad. A quienes han sido valientes para desaprender y aprender de nuevo, para pasar de lo analógico a lo digital y crecer y ayudar al resto. Aquellos que creen que la gestión del talento va más allá de salarios o posiciones y se esfuerzan por hacerles partícipes, reconocerles, conectarles y darles libertad para crecer dentro y fuera de la organización.

 

difundir el mensaje

 

Sé que ya somos muchos. Leo cada día vuestros mensajes y ejemplos de éxito para ayudar a sumar a otros, pero tenemos que seguir esforzándonos por difundir el mensaje y ampliar la “masa crítica”.

 


Sigamos apoyándonos unos a otros para que, cada uno desde su capacidad de influencia, pueda ayudar a convencer y apoyar a aquellos que se van rezagando en el camino. Ya no es cuestión de fé, es cuestión de realidad y de acción. Afirman que quienes no den el paso y se conviertan en agentes del cambio, ayudando a sus organizaciones, en realidad ayudarán a que pierdan el tren de la oportunidad estratégica, ese tren, que no volverá.


 

Sigamos, pasito a pasito, moviendo la montaña a Mahoma, porque Mahoma no se está moviendo hacia ella, es más, la mira de reojo esperando a que se quede inmóvil.

 

Sabemos que, en conjunto, en España llegamos tarde a la Transformación Digital, parte más visible del cambio. Un tímido 13% de empresas españolas se encuentran en un proceso avanzado de digitalización, aunque por suerte, parece que un 47% de empresas están empezando a implantarlo. ¿Será el inicio del resto de cambios hacia la transformación cultural de la organización?

 

• Fomentar el desarrollo del Talento en Entornos Personales de Aprendizaje.

• Impulsar la Inteligencia Colectiva, donde las decisiones se tomen colaborativamente y la información ya no sea poder, sino el compartirla para seguir creando.

• Desarrollar las organizaciones transversalmente, flexibilizando en vez de jerarquizar y espantar a la igualdad de oportunidades y desarrollo. Haciendo sentir a las personas, al talento, iguales a la hora de aportar y decidir.

• Fidelizar y enamorar al talento y darle libertad y herramientas para que pueda comunicarlo creando y desarrollando la Employer Branding de la organización.

 

Por favor, necesitamos que se atrevan al cambio, necesitamos que sean protagonistas.

 

Una servidora seguirá aportando su pequeño grano de arena siempre que pueda, como a través de esta declaración a mi pequeño mundo digital. Compañeros virtuales, sigamos trabajando por difundir el mensaje y aumentar la “masa crítica” hacia el presente del cambio.

 

Muchas gracias
#YoMeAtrevo

 

 

Fuentes: 

Inesdi e Incipy, en colaboración con Advantadge Consultores, han publicado el Primer Estudio sobre Transformación Digital de los Recursos Humanos en España. http://www.empleoyemprendedores.com/mas-del-70-de-los-departamentos-de-rr-hh-espanoles-estan-inmersos-en-un-proceso-de-transformacion-digital/#sthash.qAHsZVba.dpuf

Fotografías Unplash y Pexels

Compártelo  
Categorías: Hablemos de Talento

1Pingbacks & Trackbacks en Necesitamos que se atrevan al cambio

  1. […] 7. Necesitamos que se atrevan al cambio, por Nerea Montañés en su blog nereamontanes.es […]

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *