Archivo de categoria Consigue tu trabajo deseado

Carta a un parado

Querido parado,

Ya empiezo mal, no eres un parado, eres una persona en búsqueda de empleo. Es más largo, pero está más cerca de la realidad. A no ser, claro, que estés en tu sofá tirado esperando a que venga el señor trabajo y llame a tu puerta en la hora de la siesta, entonces, tú sí que eres un parado.

o

No te busco por tu edad, ni tu formación académica, si eres hombre o mujer, tienes familia o una casa en hipoteca. Voy a por ti, sí sí, a por ti, que llevabas tanto tiempo en tu empresa, o a ti que todavía no te han dado la oportunidad de demostrar lo que vales, a ti que sientes que tu mundo se tambalea o a ti que acabas de borrar la palabra estabilidad de tu diccionario.

o

Te escribo a ti que te preguntas o estás empezando a preguntarte para qué es esta situación y no por qué, a ti que escuchas zona de confort y la emoción te sube hasta los ojos en forma de lágrima, a ti que has decidido resurgir de tus cenizas y aprovechar este momento para empezar una transformación desde dentro hacia afuera.

o

resiliencia

Sí, amigo, todo ha cambiado. Perdona que te llame amigo pero esta circunstancia nos une y me siento más cerca de ti, de lo que me siento de personas que están a mi lado, estamos juntos en esto.

o

Llámalo crisis económica, política, social o incluso moral, llámalo como quieras, pero el mundo ya no es el mismo y nosotros tampoco. Nosotros sabemos de primera mano que la facilidad de encontrar trabajo, la estabilidad en uno de ellos, las exigencias o los derechos, no son los mismos.

o

¿A dónde quiero llegar? Al hecho de que somos afortunados, no estoy loca, somos afortunados y tú también lo sabes. Estamos dentro de toda la vorágine, conocemos a qué nos enfrentamos y estamos dispuestos a aprovechar esta oportunidad, para qué para crear nuestra ventaja competitiva: conocernos a fondo, encontrar nuestro aporte de valor y así, diferenciarnos del resto.

Tú y yo estamos en un momento complicado, cobramos una prestación que se reducirá a la mitad en nada, tenemos obligaciones y, por qué no, también deseos, es verano y todo el mundo te inunda a fotos de vacaciones que tú y yo no tendremos.

o

Aprovecha cada momento, cada sentimiento o emoción para focalizar tus energías en luchar por lo que quieres, sea en la forma que sea.

o

Busca dentro de ti aquello que te mueve,

Averigua cómo puedes contribuir a ayudar al resto,

Diseña tu hoja de ruta y no pierdas de vista tu brújula,

TU PASIÓN.

o

Podemos tener días malos, somos personas es normal, pero aprovéchalos para tomar carrerilla y seguir luchando amigo. Tengo mucha fé en ti, como la tengo en mi, porque tu y yo somos resilientes. Qué palabreja?! dirás..

Lo dicho, es nuestra oportunidad y le vamos a sacar chispas. Dentro de un tiempo miraremos atrás y estaremos orgullosos y agradecidos por haber recorrido el camino del parado, no me cabe la menor duda, porque tú y yo, ya no somos los mismos.

o

Tú y yo nos atrevemos.

Nerea Montañés

#yomeatrevo